jueves, 17 de enero de 2019

La tentación de ser felices. Lorenzo Marone



La tarea de elegir un nuevo libro en cuya lectura embarcarme suele resultar difícil muchas veces. Son tantos los que quiero leer, que cuando llega el momento no sé por cuál decidirme y al final puedo terminar escogiendo uno que ni siquiera estaba en mi lista.
Así ha ocurrido con este libro, "La tentación de ser felices". Normalmente la palabra "felicidad" en el título hace que salga huyendo (¡¡horror!!). La moda de ir buscando la felicidad a toda costa me resulta ya un poco cargante, así que suelo evitar ese tipo de lecturas en la medida de lo posible.

En cambio en esta ocasión tengo que decir que la novela no me ha resultado para nada ñoña, sino muy entretenida, llena de ternura, con toques de humor y mucha ironía. Se lee con gusto y facilidad y se termina con un sabor agridulce, pero con ganas de más, porque se hace realmente corta. No pensaba que me iba a gustar tanto.


Está repleta de frases dignas de ser subrayadas (yo no subrayo un libro jamás, salvo que sea de texto, pero sí que acostumbro a copiar en un cuaderno las frases que me gustan, y de aquí he copiado unas cuantas) y tanto el protagonista como el resto de personajes que traman esta historia resultan tan reales como la vida misma.
A lo largo de sus poco más de 250 páginas se dicen muchas cosas que todos pensamos pero que por ser políticamente correctos, muchas veces no decimos. Éste es el verdadero acierto del libro.

Como ha dicho la crítica, "es un libro que te toca el corazón, maravillosamente honesto, ingenioso, rápido y trágico. Nos enseña que nuestra felicidad depende en primer lugar de nosotros mismos, y después de los demás. Al acabar el libro  dan ganas de comerse la vida a bocados."

Sinopsis:

Cesare Annunziata podría definirse sin demasiados miramientos como un viejo y cínico "tocapelotas". Con setenta y siete años, viudo desde hace cinco, y padre de dos hijos, Cesare ha decidido pasar de todo y de todos. Los pocos balances que hace de su vida están marcados por una feroz ironía, quizá por miedo a no poder seguir haciéndolos. Su existencia podría seguir su rumbo hasta su previsible y universal final entre vasos de vino con Marino, el viejecito neurótico de la segunda planta; las charlas no deseadas con Eleonora, la loca de los gatos del vecindario; y fogonazos de pasión carnal con Rossana, la enfermera madura que redondea sus ingresos con atenciones de pago a los viudos del barrio.
Pero un día llega a su edificio la joven y enigmática Emma, casada con un individuo siniestro con el que no parece tener nada en común. Cesare no tarda en darse cuenta de que en esa pareja hay algo que no funciona, y sin duda no se implicaría si no fuera por la silenciosa llamada de socorro que lanzan los tristes ojos de Emma… Los secretos que Cesare descubre sobre su vecina, pero sobre todo sobre sí mismo, conformarán la trama de esta novela formidable, capaz de dibujar un personaje en el que conviven, en alegre contradicción, el cinismo más feroz y la más profunda humanidad.

viernes, 11 de enero de 2019

Oona y Salinger. Frédéric Beigbeder.


Hace poco alguien comentaba este libro en uno de los blogs de literatura que frecuento y me entraron tantas ganas de leerlo que ahora solo quiero venir a deciros que me ha gustado mucho.
Ha sido una gran sorpresa, no conocía a este autor y no sé si tiene el mismo estilo en sus otros libros o tal vez éste sea una excepción, pero ésos comentarios y guiños al lector, ése sentido del humor, y todas esas sorpresas que va desgranando a lo largo del libro me han hecho disfrutar como una loca.
Oiginalísimo, entretenido, repleto de curiosidades no solo sobre la vida de los personajes entorno a los que gira la historia (Oona O`Neill, J.D. Salinger, y Charles Chaplin), sino sobre diferentes y durísimos pasajes de la Segunda Guerra Mundial que son descritos brevemente pero con un realismo y una crudeza sobrecogedoras.
Solo hay algunos comentarios por parte del autor (propios y en relación a Chaplin), sobre la diferencia de edad en las parejas que me han parecido un pelín machistas, no sé si a quienes lo habéis leído os ha causado la misma impresión.
Dejando eso a un lado, me ha gustado mucho conocer aspectos de la vida y personalidad de J.D. Salinger, autor de la mítica obra "El guardián entre el centeno", su relación con una jovencísima Oona O´Neill , y la posterior relación de ésta con Charles Chaplin, con quien llegó a tener 8 hijos (Geraldine es la mayor de ellos).
Además me ha encantado este género que mezcla realidad y ficción, lo que el autor denomina "Factión" recreando situaciones reales con diálogos inventados.
Por todo ello le doy un 8!!
Sinopsis
Nueva York, 1940. J. D. Salinger es un chico larguirucho de veintiún años. Escribe relatos e intenta que se los publiquen las revistas literarias del momento. Oona O’Neill tiene quince años y es hija del gran dramaturgo Eugene O’Neill. Es tremendamente bella y se codea con lo más granado de la sociedad neoyorquina. Oona y Salinger se conocen y salen durante un tiempo. Pero al cabo de dos años, tras el bombardeo de Pearl Harbor, Salinger se alista en el ejército y se separan. Él participa en el desembarco de Normandía y ella se casa en 1943 con Charles Chaplin, con quien permanecerá hasta la muerte de él, en 1977, y tendrá ocho hijos. Salinger escribe a Oona cartas que nunca han salido a la luz.
Hasta aquí los hechos conocidos. Pero Frédéric Beigbeder, fascinado por los protagonistas de este relato interrumpido, decide contarnos la historia entera. Rellena los huecos, recrea lugares y ambientes, fabula diálogos. Incluso reescribe las cartas de los amantes e imagina un último encuentro fugaz, al cabo de cuarenta años, en Grand Central Station. En un inteligente ejercicio de historia ficción, o de faction, como lo llama él, consigue conmovernos con la historia de amor y desamor de dos personajes que terminaron teniendo su papel en la historia del siglo XX.
Y, por el camino, el autor nos habla del Nueva York de los años cuarenta, de la Segunda Guerra Mundial, de cine, de literatura. Y da voz a Truman Capote, Ernest Hemingway o Charlie Chaplin, entre otros. Y escribe también, cómo no, sobre sí mismo. Sobre su obsesión por seguir siendo joven a pesar de la edad, su admiración por el autor de El guardián entre el centenoy su amor platónico por Oona, sobre su condición de escritor. Y hasta sobre su romance con su actual esposa, veinticinco años más joven que él, que quiere ver como un reflejo de la relación entre Chaplin y Oona O’Neill, o entre Salinger y sus jóvenes amantes. Socarrón, como siempre, Beigbeder salpimenta el conjunto con sus acostumbradas píldoras de sabiduría vital: «La vejez es cuando empiezas a tener tiempo para interesarte por los nombres de los pájaros.»
La crítica ha dicho...
«Ha escrito bellas escenas de guerra y de amor, ha retratado a los míticos Hemingway, Capote, Chaplin, y ha hecho que Salinger resulte humano y conmovedor. ¿Alguien da más?» (Bruno Corty, Le Figaro).
«Con este rico material, Beigbeder ha construido un relato fluido y bien documentado. Lo mejor: cuando imagina las cartas desesperadas de Salinger a Oona, esas cartas que los herederos de Chaplin nunca han querido hacer públicas» (Jérôme Dupuis, L’Express).
«Divertido y conmovedor, apasionado y distante, Oona y Salinger se lee con fervor» (Thierry Gandillot, Les Echos).
«Beigbeder es un escritor sabio. Es capaz de transformar una historia anecdótica en una superproducción. Se ha documentado con avidez, y con todos los ingredientes ha montado la nata de una ficción que mezcla escenas y diálogos inventados. A veces, él mismo sale a escena. Al contar a los demás, Beigbeder se cuenta a sí mismo» (B. Géniès, Le Nouvel Observateur).


domingo, 30 de diciembre de 2018

Bienvenido 2019, Ongi etorri, Wellcome


Se acaba 2018, un año muy muy duro a nivel personal y por eso estoy casi deseando pasar página. Ya sé que cambiar el calendario de la pared no va ha lograr cambiar la realidad, que va a seguir siendo la misma. Pero parece que todos nos tomamos el año nuevo como un nuevo comienzo y así me lo quiero tomar yo, por lo menos este año.

Así que me despido de 2018 dándole las gracias por todo lo bueno y malo que me ha pasado a lo largo de sus 12 meses, y recibo a 2019 con los brazos abiertos y llena de esperanza y confianza en que todo vaya un poco mejor.

Y os deseo a todos, de corazón, un feliz año nuevo.
Urte berri on!

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Aprender a hablar con las plantas. Marta Orriols


Hace ya unas semanas leí en un blog sobre literatura que alguien recomendaba encarecidamente esta novela de Marta Orriols, Aprender a hablar con las plantas. Ya que ultimamente no atino mucho con los libros que voy eligiendo (tal vez soy yo, que no estoy muy receptiva) he decidido probar con este libro y me ha seducido.
Tal vez por haber perdido a mi madre hace solo dos meses y estar especialmente sensible, esta historia en la que también se trata el duelo por la pérdida de un ser querido (en este caso la pareja) me ha llegado especialmente. Como cualquiera que se haya enfrentado a la muerte de cerca alguna vez, me he identificado y visto reflejada en muchas de las situaciones y experiencias por las que pasa la protagonista y para las que nunca estamos preparados. 
En este caso además, no solo hay que encarar una muerte imprevisible sino una traición amorosa  inesperada que deja a Paula doblemente impactada.
Pero que nadie piense que este libro va solo de duelo o tristeza, sino que nos acompaña en los movimientos del alma y nos lleva del dolor a la ternura, de la sonrisa a la emoción. 
Me ha gustado mucho el estilo de la autora, su reflejo de la cotidianidad, sus reflexiones, su ternura y positividad... he disfrutado mucho con ella y la he leído sin enterarme.
Muy recomendable.
Sinopsis:

Paula Cid es una neonatóloga de cuarenta y dos años con una vida controlada y ordenada.
Apasionada de su trabajo e inmersa en la rutina de una relación de pareja que se resquebraja, pierde a Mauro en un accidente de tráfico pocas horas después de que él la invite a almorzar para comunicarle que, tras quince años de matrimonio, hay otra mujer en su vida y ha decidido marcharse de casa. 
Junto al dolor desgarrador de una muerte a destiempo, Paula deberá hacer frente a la desdicha de sentirse abandonada y sobrellevar no solo el duelo sino también el rencor. Solo una figura femenina que aparece en el hospital la tarde del fallecimiento de Mauro puede dar fe de que este hombre tenía ya otra vida... y tarde o temprano las dos mujeres tendrán que encontrarse

sábado, 1 de diciembre de 2018

Preparando Navidad


2018 está siendo un año muy duro a nivel personal y estas navidades van a ser muy difíciles. Pero hay que continuar con nuestra actividad y por eso estamos preparando lo mejor que podemos una serie de artículos de regalo, papelería, libros especiales.... cosas bonitas para hacer estas fechas más amables.



Continuamos con la vocación de ayudar a nuestros clientes a elegir el mejor regalo. Intentamos ofrecer variedad y calidad con precios ajustados a todos los bolsillos.
Esperamos que os guste nuestra selección.


Y como siempre, podéis hacer vuestras reservas o encargos especiales a través de Facebook o llamando al teléfono 944 561 163. Os atenderemos gustosamente lo mejor que podamos.

sábado, 29 de septiembre de 2018

En tus manos. Begoña Curiel


Empezar a leer un libro  siempre genera expectación, ilusión y curiosidad por la nueva historia en la que nos vamos a sumergir. Si además el libro lo ha escrito una persona a la que aprecias existe también el recelo o el miedo a que su historia no te acabe de gustar. Luego, cuando te adentras en ella, y ves que te emociona y cumple tus expectativas, no puedes menos que sentirte satisfecha y orgullosa de conocer al autor o autora.

Esta segunda novela de Begoña Curiel, "En tus manos", es una historia coral que  habla de cómo a veces la vida nos sorprende poniendo todo patas arriba en un instante.
Antonio, ve segadas sus manos en un accidente laboral que cambiará su vida y la de su familia. Víctor, su mejor amigo, también se enfrenta en solitario a su paternidad después de haber perdido a su pareja en un accidente del que se siente en cierta medida culpable. Ambos amigos forman entonces un tándem junto a Gema, esposa de Antonio, conformando una curiosa y abierta unidad familiar. A ellos se unirá más adelante Juanjo, personaje que influirá y cambiará las vidas de todos. Porque aún de las situaciones más adversas pueden salir buenas cosas.

Se dice que sufrir es crecer, y en esta historia todos crecen y evolucionan. El mensaje es esperanzador: todo tiene solución, solo hay querer buscarla y tener la capacidad de adaptarse a lo que la vida nos depare. En este sentido los protagonistas de "En tus manos" nos dan una gran lección.

La narración se lleva a cabo desde el punto de vista de cada uno de los protagonistas, que nos van haciendo ver su propia realidad al mismo tiempo que la historia avanza. Esto nos da una riqueza de matices, ya que entre los protagonistas hay desde adolescentes (los hijos de Víctor y Gema) hasta ancianos (Juanjo y su mujer). Cada uno aporta su perspectiva y se enfrenta a los problemas a su manera como sabe, puede, o le dejan. Real como la vida misma.

Como no me gusta reventar un libro (o hacer "Spoliers", como le dicen ahora) no quiero  dar más datos sino invitaros a que lo leáis, os emocionéis y os reconciliéis con la vida.

Precisamente porque la he leído en un momento un poco sensible de mi vida en el que ciertos pilares parece que se tambalean, es una novela que me ha llegado y por eso quiero agradecer a su autora, Begoña Curiel, su trabajo y animarle a que continúe dando a luz historias tan inspiradoras.





miércoles, 26 de septiembre de 2018

Siempre, todavía. Alaitz Arruti


En su último libro, mezcla de relatos, testimonio y poemario, Alaitz Arruti comparte y nos hace partícipes de sus experiencias vitales fruto de sus viajes a lo largo y ancho de este mundo.
Viajar es vivir y en ese sentido Alaitz ha vivido mucho.

Existen tantos destinos como viajeros porque ningún viaje es igual a otro, y como dice la sabiduría popular, nadie se baña dos veces en el mismo río, ni viaja dos veces al mismo lugar. 
Las experiencias de cada viajero son diferentes, y en este libro Alaitz nos cuenta las suyas personales en un ejercicio de sinceridad y honestidad cautivador.

Ventiséis países de memorias compartidas. Ventiséis relatos de vida.

Además con la compra de un ejemplar de "Siempre, todavía" colaboras con la donación de 1 € a la ONG Proactiva Open Arms.